Mis mascotas

Tema en 'Foro de mascotas' comenzado por galeandra, 7/10/16.

  1. galeandra

    galeandra

    Más de 100 mensajes
    Ingreso:
    31/8/15
    Mensajes:
    230
    "Gracias":
    135
    Puntos trofeo:
    71
    Ubicación:
    Santiago de Compostela
    Hola,

    Llevo poco tiempo en este foro. Estas son mis mascotas: mi gata Saskia y mi perra Blissy. Mi gata la encontré cuando tenía un mes, una vez que saqué a pasear a la perra que tenía antes, hace casi cinco años. Y mi perra la compré hace casi dos años, unos meses después de que se me muriera la perra que tenía antes. Os pongo una foto de ambas de cachorras y fotos de ahora.
    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]
  2. Poldayak

    Poldayak Mi nombre es Marta.

    Más de 100 mensajes
    Ingreso:
    30/7/14
    Mensajes:
    102
    "Gracias":
    58
    Puntos trofeo:
    51
    Ubicación:
    Mediterráneo (España)
    Qué guapas son las dos!!!. Enhorabuena por esas dos preciosidades.

    La gata ha dado un cambio espectacular al hacerse adulta, y la perrita es toda una coqueta (se le nota): posa mirando a cámara.

    Supongo que las tendrás castradas a no ser que quieras crías de ambas; sobre todo la gatita para que no se te escape.

    Cuídalas mucho y sobre todo disfrútalas. Te darán más amor del que tú les des.

    Felicidades.
  3. galeandra

    galeandra

    Más de 100 mensajes
    Ingreso:
    31/8/15
    Mensajes:
    230
    "Gracias":
    135
    Puntos trofeo:
    71
    Ubicación:
    Santiago de Compostela
    Gracias. Sí que son preciosas y estoy muy contenta con ellas, como no tengo hijos, pues son como hijas para mía. Y a ambas las esterilicé antes del año, aunque qué mal lo pasé, sobre todo con la gata, que no había forma de impedir que se subiese a los sitios recién operada y pensé que se le iban a abrir todos los puntos. Y la gata estando en un apartamento, difícil que escapase, aunque el otro día dejé la ventana abierta y es un ático, cayó al tejado y como es pizarra y tejas planas la pobre no era capaz de trepar de nuevo, menos mal que había canalón, si no me caía abajo. Qué mal lo pasé hasta que conseguí subirla, pensé que se moría. Aparte de que maullaba como si la estuvieran matando. Ahora ya no se me ocurre más dejar las ventanas abiertas salvo que le cierre la puerta.
    Y en cuanto a que dan más amor del que les damos, la gata, como todas las tricolores, es lo más poco cariñoso y despegado del mundo, aunque como yo soy tan pesada con ella, se va haciendo más cariñosa. Al principio nunca se dejaba coger, cuando te veía ir hacia ella corría en dirección contraria. Pero aunque sea un poco cardo, se la quiere igual.